Tiempo de refinar nuestros deseos.


La porción de Qui Tissa, nos coloca en la disyuntiva entre abandonar nuestro trabajo de crecimiento espiritual o buscar otros caminos tentadores que nos ofrecen solucionar nuestros problemas de manera fácil y sin esfuerzo.

2 vistas0 comentarios