Primer nombre de Dios

Asumo responsabilidad total de mi vida, todo lo que soy  o no soy, lo que tengo o no tengo en este momento sólo es consecuencia de mis actos del pasado; con honestidad reconozco mi comportamiento negativo, observo el daño causado y hoy decido volver al mundo de la Luz y restaurar las chispas de negatividad que sembré en el pasado.

Corrijo el daño causado y, como efecto dominó, toda la negatividad se derribará y agradezco la oportunidad de retornar a mi estado original de conexión con la Luz.

Segundo nombre de Dios

Obtengo protección de entidades negativas que perturban mi estabilidad psicológica, accedo al proceso de redención y me protejo de la muerte.

Tercer nombre de Dios

Recibo la conciencia que el poder para realizar milagros reside en mi  y sólo tengo que abrir una pequeña apertura para que la Luz entre en mi vida. Con este nombre creo el espacio para que los milagros puedan manifestarse en mi vida. Resisto una reacción egoísta, realizo un acto puro de compartir.

Cuarto nombre de Dios

Reconozco que las situaciones difíciles en mi vida provocan pesimismo , desesperación e impotencia y estos pensamientos son el efecto de mi desconexión con la Luz.

Con este nombre activo mi capacidad de revelar la Luz que se encuentra oculta.

Quinto nombre de Dios

Activo el poder inmunológico de mi cuerpo físico, emocional  y espiritual, enviando esta energía  de sanación a todo el mundo y a toda persona que la necesite.

La sanación inicia cuando asumo la responsabilidad de mi enfermedad y me arrepiento profundamente.

Sexto nombre de Dios

Activo la capacidad de captar mensajes y pensamientos, accedo a la base de datos del cosmos, recibo información y la visión  de eventos futuros o que me permite tomar decisiones correctas.

Antes de dormir medito en este nombre, hago un a pregunta y recibo la respuesta en el sueño.

Séptimo nombre de Dios

Mi conciencia de fragmentación y desorden en mi vida es sólo una ilusión, con este atributo divino activo mi poder creativo, me conecto con el orden del árbol de la vida; obtengo claridad de mis prioridades, entonces la vida cobra sentido.

Octavo nombre de Dios

Reconozco que mis actos hacia los demás no han sido del todo misericordiosos, lo que me hace vulnerable a la negatividad de los lugares y de las personas a mi alrededor.

Con este nombre destruyo cualquier negatividad y creo un escudo de protección.

Es muy útil para lugares cargados de negatividad.

Cuando mi felicidad está apegada a lo que los demás me dan o hacen sentir (compañía, seguridad, importancia, placer, etc.) o a mis bienes materiales; con este nombre destruyo esta idolatría, causa de sufrimiento y maltrato.

Noveno nombre de Dios

Con esta conciencia acceso al mundo de las influencias  astrales, atrae las influencias positivas y elimina las influencias negativas; hago el propósito de cuidar mis intenciones, pensamientos y mis palabras para ya no crear ángeles negativos en mi vida.

Décimo séptimo nombre de Dios

Reconozco que los logros de mi vida han sido sólo gracias a que la Luz del creador habita en mí; mi orgullo y mis pensamientos limitantes son derribados, activo la capacidad de elevar mi conciencia. me acerco a las personas de las que me había distanciado.

Contacta con nosotros

Circuito Juan Pablo II #505 interior 203C (plaza América)

Puebla de Zaragoza

info@mysite.com

Horario de atención

Lunes a Viernes 

11:00 AM - 07:30 PM

Dirección:

TEL: +52 222 100 7041

+52 (222) 100 7041