Si hay una área de nuestra vida que no funciona, ahí necesitamos humildad.


La porción de Yitró nos prepara para recibir el gran regalo de los diez mandamientos, el requisito fundamental es estar dispuestos a transformarnos y para ello se requiere humildad.

0 vistas0 comentarios