La razón por la que estudiamos kabbalah determina la conexión con la Luz.


La porción de Tzav, nos instruye para que los sacrificios del ego que hagamos nos acerquen a la luz del Creador, éstos deben efectuarse con la intención correcta. También aprendemos el arte de la empatía.

0 vistas0 comentarios