Cuándo nos enojamos o distanciamos de nuestro prójimo nos alejamos de Dios.


La porción de Qui Tissa, nos obsequia uno de los niveles de conciencia mas elevados, el poder de la misericordia. Hay un requisito para activarla en nosotros mismos.

1 vista0 comentarios